Para la industria del frío, el control de temperatura es importante ya que de esa manera promueven no solo una de las acciones más indispensables de su rubro (que es la de mantener y conservar productos perecederos), sino que también se respeta las diferentes normas que las